/ noviembre 19, 2017/ Como pompas, Mis libros/ 0 comentarios

En éstas fechas se cumplen cinco años de mi primer libro, Como Pompas de Jabón, ya que coincide con el inicio de este blog voy a dedicar las primeras entradas a recordar(me) aquella experiencia que fue publicar un libro.

Como comienzo voy a poner aquí una de las citas que iniciaban el libro y el poema con el que acaba el libro.

La cita es de Jose Emilio Pacheco, uno de los poetas que más me gustan:

Esta ciudad “no tiene historia, solo martirologio.”
El país del dolor.
La capital del sufrimiento,

el centro deshecho
del inmenso desastre interminable.

José Emilio Pacheco.

Y el poema, que está marcado con el número XX, es este:

Estas palabras son vestigios,
estratos arqueológicos
para que mañana
quien los lea, sepa
o, tan solo atisbe,
que un día llamé a alguien
padre y madre.
Pero la arqueología es una ciencia
difícil y esquiva
que interpreta
por todos los medios materiales
e informáticos de los eruditos,
aquello que en el fondo
no es más que olvido.

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*