Y sin embargo…

/ enero 11, 2018/ Histórico, relatos

Los ojos fríos del inquisidor se relajaron a medida que la confesión iba avanzando. No había hecho falta llegar a la persuasión física, tan desagradable 

Leer más