/ mayo 9, 2020/ Uncategorized/ 1 comentarios

Cualquier momento es bueno, pero este lo es especialmente para recordar el poema de Benedetti y lo que proclama.

Defender la alegría como una trinchera
Defenderla del caos y de las pesadillas
De la ajada miseria y de los miserables
De las ausencias breves y las definitivas

Defender la alegría como un atributo
Defenderla del pasmo y de las anestesias
De los pocos neutrales y los muchos neutrones
De los graves diagnósticos y de las escopetas

Defender la alegría como un estandarte
Defenderla del rayo y la melancolía
De los males endémicos y de los académicos
Del rufián caballero y del oportunista

Defender la alegría como una certidumbre
Defenderla a pesar de dios y de la muerte
De los parcos suicidas y de los homicidas
Y del dolor de estar absurdamente alegres

Defender la alegría como algo inevitable
Defenderla del mar y las lágrimas tibias
De las buenas costumbres y de los apellidos
Del azar y también
También de la alegría

Mario Benedetti

Y aquí podemos escuchar la versión que hizo Serrat en el disco El Sur también existe en el que versionaba poemas del poeta uruguayo.

Que no se nos olvide defenderla cada día.

1 Comentario

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*