/ mayo 28, 2018/ Música, Reflexiones

En este nuevo post solo voy a enlazar a lo que considero una de las piezas de ópera más sublimes. El autor es Giacomo Puccini, la obra Gianni Schicchi  de 1918 y la soprano María Callas, una de la más grandes, no solo por técnica, si no también por sentimiento que le permitió cantar desde papeles de soprano ligera hasta aquellos más difíciles.